La Mirada

Publicado: noviembre 2, 2010 de administrador en Ecología Espiritual

El pensamiento objetivo es la mirada que viene de Arriba. Una mirada libre; la mirada que ve. Sin esa mirada puesta en mi, viéndome, mi vida es una vida de ciego, que va donde lo lleva cada impulso, sin saber cómo ni porqué. Sin esa mirada puesta en mí, no puedo saber que existo.
Tengo la capacidad de elevarme por encima de mi misma y de verme libremente…de ser vista. Tengo la capacidad de que mi pensamiento no sea esclavizado. Para ello necesita desasirse de todas las asociaciones que lo mantienen cautivo, pasivo. Tiene que cortar las ataduras que lo unen a todas esas imágenes, a todas esas formas. Tiene que liberarse de la atracción constante del sentimiento. Necesita sentir el poder que tiene que resistir a esa atracción, de verla, de ir elevándose por encima de ella. En ese movimiento se va volviendo activo; se activa depurándose; y así encuentra una meta, una meta única: pensar “Yo”, entrar en ese misterio.
De lo contrario, los pensamientos son solo ocasiones y objetos de esclavitud, redes donde el pensar real pierde su poder de objetividad y de actividad voluntaria. Enturbiado por las palabras, las imágenes y las formas que lo solicitan, pierde la facultad de ver. Pierde el sentido del Yo. Y entonces ya no soy mas que un organismo a la deriva. Un cuerpo privado de inteligencia. Sin esa mirada estoy obligado a volver al automatismo y a la ley del accidente.
Esta mirada me sitúa y a la vez me libera. Y en mis mejores momentos de recogimiento tengo acceso a un estado donde me es dado, experimentar, sentir el efecto benéfico de esa mirada que desciende sobre mi, que me abarca entera. Siento que irradia sobre mi.
En cada ocasión, el primer paso es reconocer que algo falta; siento que es necesario un pensar, un pensar libre, vuelto hacia mí, para que pueda de veras tomar conciencia de mi existir. Un pensar activo, que no tiene otra meta ni otro objeto que Yo….volver a Mi.
Esa es mi lucha, una lucha contra la pasividad de mi pensamiento. Una lucha sin la cual ya nada consciente podrá darse, ni podrá nacer. Es una lucha por salir de la ilusión del “Yo” en la que vivo, para aproximarme a una visión mas real. En medio de esta lucha se crea un orden en el caos, una jerarquía: se revelan dos planos, dos mundos. Mientras no hay mas que un plano, no puede haber mas visión. El reconocimiento de otro nivel es el despertar del Pensamiento.
Sin este esfuerzo, el vuelve a caer en un sueño poblado de palabras, de imágenes, de nociones consabidas, de saberes aproximativos, de ensoñaciones y desasosiegos diversos. Es el pensar de un hombre sin inteligencia. Es terrible darse cuenta de pronto que ha vivido sin un pensar propio, independiente. Sin inteligencia. Sin nada que pueda ver lo real. Y por tanto sin conexión con el mundo de Arriba.
Es en mi esencia, donde me reúno con el que ve. Si pudiera mantenerme en ella, estará en la fuente misma de la que mana algo único, estable, en la fuente de lo que no cambia.
Jeanne de Salzmann

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s