La Verdad del Espejo

Publicado: febrero 6, 2009 de administrador en Educación Trascendente

espejo1

LA VERDAD DEL ESPEJO

Por Roque Schneider

 

Cualquier espejo normal da su mensaje. El espejo revela la verdad de nuestro rostro. Quien huye de sí mismo acusa de mentiroso al espejo. A Quien vive creando imágenes falsas de sí, imágenes que no corresponden a la realidad, cree que todos los espejos deforman.

  1. Cubierto de máscaras, protegido por corazas, confundido dentro de sí mismo, el hombre no siempre tiene interés en conocerse. El autoconocimiento implica reformular, cambiar la vida.

¡Dios mío, cómo temen los hombres recomenzar sus vidas! ¡Cómo nos obstinamos en descender a la zona más profunda de nuestra personalidad!

2. Recomenzar la vida exige dolorosos viajes al interior. Y son pocos los “turistas” que aceptan ese tipo de viajes, el viaje hacia la zona más profunda de nuestra personalidad.

El viaje nos asusta. Recomenzar la vida nos asusta todavía más. Porque recomenzar la vida implica romper, cambiar.

Recomenzar exige desinstalarnos. De cosas, de personas. Cortes dramáticos, cortes profundos. ¡Cómo nos cuesta realizarlos! Cambiar de camino, abandonar posiciones, modificar metas, golpearnos el pecho, hacer un acto de humildad, pedir perdón a Dios, a nosotros mismos y a los demás… ¡Cómo huimos de estos encuentros existenciales!

 

  1. Recomenzar la vida es modificar la autoimagen que nos habíamos hecho y que otros tenían de nosotros.

Recomenzar la vida es dejar caer la máscara, la fantasía.

Recomenzar la vida es despedirse de todas las artimañas que encubren nuestra personalidad.

Recomenzar la vida es presentarse delante de los otros y de uno mismo con el rostro descubierto.

Recomenzar la vida es sinónimo de conversión. Y no siempre estamos dispuestos a dar ese paso, a realizar ese gesto.

Cualquier espejo normal refleja una imagen, sin mentir.

Los que no desean recomenzar su vida, racionalizan sus posturas diciendo que el espejo miente, que distorsiona…

Los que son conscientes de la necesidad de recomenzar, agradecen al espejo el consejo que les dio.

Los primeros huyen. Los últimos hacen frente a su verdad.

Y crecen. Delante de ellos mismos. Delante de los demás. Y frente a Dios.

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Rosa Lidia dice:

    bién,bién,bién,felicitaciones!ese proceso es el más díficil,la prueba más dura de fortaleza espiritual o mental,pues es el camino angosto,donde nadie elige acompañar,y nuestro entorno se aleja porque no quiere aceptar la realidad.

  2. faber salazar dice:

    es una de las practics que permite al caminante revisar su camino, saber si el panorama esta cargado de nubarrones para su recorrido o a lo contrario se esta despejando haciendose mas accequible y ofrece un futuro mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s