El Santo Grial y el medievo

Publicado: diciembre 7, 2006 de administrador en La Tradición

saint-graal.jpgDr. Carlos Raitzin

Guénon no dejó demasiado escrito sobre la Caballería Iniciática  en  general  pero sí sobre sus formas particulares y,  más  aún, sobre el tema central que fue y es objetivo central de los Caballeros auténticos a lo largo de los siglos: el Santo Grial.  Este es un Misterio maravilloso  por excelencia del que nos dicen  las obras de caballería que es gran secreto que “está presente en  la tierra  con la plenitud de su Virtud Celestial” (veremos  después cuan exactas son estas maravillosas palabras). Al  respecto  del Santo Grial Guénon constituye una vez  más  la  guía más segura y,  junto con la obra memorable de Pierre Ponsoye “El Islam y el Grial”, referencia obligada en este tema. Los  dos títulos  fundamentales  de Guénon al respecto son  los “Símbolos fundamentales  de  la Ciencia Sagrada”  y los “Aperçus  sur  l’ ésotérisme chrétien”.

La investigación histórica realizada en este último medio siglo  ha hecho,  empero,  que el tema del Santo Grial  haya venido  a  presentar  aspectos que hacen no solo al orden puramente espiritual  y  metafísico sino que se refieren a la trama  íntima del cristianismo  histórico desde su fundador mismo. Es precisamente este aspecto el que obliga a una revisión profunda de  prejuicios que el dogma religioso nos inculcara desde la infancia. Me refiero, claro está, al tema del denominado Linaje Sagrado sobre  cuya existencia  se han venido acumulando evidencias y argumentos que resultan del más alto interés. Pero como este asunto (que hoy es ya secreto a voces) nos llevaría demasiado lejos y ocuparía demasiado tiempo lo dejaremos para una  futura  exposición en la que volcaremos  gran  cantidad  de  información  aún desconocida en nuestro medio. Digamos  desde  ya  que existen documentos muy antiguos que robustecen esta suposición, comenzando por los Evangelio de Felipe y de Tomás que datan del siglo I y fueran hallados en 1946 en Nag Hammadi,  Egipto. Es  más,  en  los últimos tiempos el tema se ha complicado  pues  han surgido evidencias de que podrían existir dos Linajes  Sagrados, uno originado en Tierra Santa y otro en Cachemira. En rigor lo que nos ocupa hoy son los aspectos metafísicos de la Caballería  y  del Santo Grial y es obvio que los Caballeros  no tenían  por  meta un encuentro terrenal con los  integrantes  del Linaje  Sagrado  sino una realización en el  orden  espiritual  y metafísico que hace de pleno a los estados superiores del ser.

El  tríptico  de los significados tradicionales del  Grial se reduce pues a dos para nuestros objetivos de hoy. De esos dos  el primero se  reduce enteramente al orden místico-religioso en  el nivel exotérico y es por ello de interés solo como símbolo  exterior  de una Realidad maravillosa pero velada a los ojos  de  la gran mayoría  de los mortales. Nos referimos,  claro  está,  al significado del Grial en cuanto copa o cáliz de la Ultima  Cena, tallado, según narran algunas leyendas, de  una  esmeralda  que rodara  de la frente de Lucifer al producirse la rebelión de  los ángeles. De acuerdo a las tradiciones (que han llegado incluso  a ser eclesiásticas) este Santo Grial o Sangrial (Sangre Real)  fue transportado desde Oriente a la Galia por María Magdalena escoltada por José de Arimatea. Vemos pues como se enlaza este segundo significado  simbólico  con el primero ya mencionado en cuanto alusión a la Sangre Real y al vaso portador de la misma. En rigor el  Grial es el vaso portador de Dios y este significado externo debe comprenderse con claridad para llegar a donde debemos. En  estas  versiones folklóricas de la leyenda del  Grial debe saber verse  precisamente una forma popular de enseñanzas de orden muy elevado expuestas en forma velada y que difícilmente podrían  ser captadas  por  personas sin la debida calificación  en el  orden iniciático.

De hecho aquí asoma el Grial como símbolo de un estado superior del ser que se ha perdido pero que puede ser reencontrado por  el hombre.  De ahí la importancia suprema de la búsqueda  del Santo Grial  que  tanta audacia, nobleza y sacrificio requería  de los Caballeros. Naturalmente la cuestión del Grial rebasa ampliamente a una forma religiosa particular, en este caso el cristianismo. Por  ello  sería  una simpleza limitarse a ver  en  este símbolo perteneciente  a la Tradición Primordial una mera alegoría eucarística.  Para abundar aun más queda claro que  lo verdaderamente importante en este nivel de significación no sería el cáliz en sí sino su contenido. El cáliz se reduciría en todo caso a ser reliquia histórico-mística de gran importancia y nada más. Aquí le cedemos la  palabra al gran experto en mitos Joseph Campbell  quien,  con sólido  buen  sentido, expresó en su libro “Myths  to  live”  lo siguiente:  “Para que necesitaba nadie ir a buscar a Dios  (o  al Grial)  cuando estaba presente en todos los altares de todas  las iglesias de la Tierra?” . Así se hace aún más obvio que el  Grial no pertenece a la esfera de lo simplemente religioso sino  a  un orden  mucho más elevado que es el iniciático. A nivel religioso simplemente  encubre  como símbolo una  verdad trascendente  que constituye  el  hecho  central de la metafísica iniciática.

Se  comprendió poco y mal en el medioevo todo este asunto y se asoció el Grial únicamente al cáliz sagrado, lo que pone drásticamente  en claro la total ignorancia de los sacerdotes respecto de  la  Tradición Primordial. No es para  todos  el Conocimiento inherente  a este símbolo  y mucho menos aún el tener acceso  al  Grial mismo.  Vale la pena recordar como de todos los esforzados  Caballeros de la Tabla Redonda solo Sir Galahad lo alcanzó plenamente para  morir poco después. Esta narración es, en sí misma, una  lección.   El Grial no puede ser la posesión exclusiva y permanente de nadie en particular en este mundo pues aguarda a todos los seres dignos que puedan llegar a alcanzarlo.

 

La  etimología  del  término Grial

 

Es cosa discutida  y  aún no completamente  resuelta.  Según algunos  provendría  del término Grasale  o Gradale, copa ancha y de poca profundidad usada en la Edad Media. Desde luego esta es precisamente la forma frecuentemente  observada hasta hoy en los cálices de las iglesias.  Pero, si  nos atenemos al orden natural de las cosas, lo más sensato  es suponer como hace Guénon que el simbolismo del cáliz o vaso  hace alusión directa al vaso natural portador de la sangre humana el cual es, desde luego el corazón. Allí está el Sang-Rial o Santo Grial portador de Dios. Y aquí llegamos a la solución del gran enigma. Esta solución es el punto  central de la Tradición Primordial que  identifica al corazón  con el centro del ser en el género humano, pues en cada corazón mora la chispa divina que es la esencia de nuestra vida y la gloria suprema de nuestra alma. Este punto tan velado y oscuro en  la  Tradición Occidental se torna claro y  luminoso si  nos remitimos  a  la Tradición hindú. Esta es clara  y  explícita al respecto, designando  a ese fragmento divino con  el  nombre de Jiva-Atma (el espíritu prisionero), el que constituye la meta suprema de nuestra adoración y búsqueda espiritual. También es denominado Adhi-Atma  (o el Espíritu como Morador Interno). Vemos como, una vez más, el recurrir a otras formas tradicionales permite clarificar dificultades que serían insuperables si  nos limitamos a textos occidentales. Los grandes Rishis  hindúes  nos hablan del Jivatma, radiante como millones de soles  en su  Gloria, morador entronizado en la cámara etérica de  nuestro corazón.  Al Jivatma se refieren dos aforismos sapienciales  hindúes que vale la mencionar aquí. El primero dice: “Quien  conoce a hradhara (el corazón) conoce a dahara (la cavidad)”. Claro está que esto  alude a la cavidad o cámara etérica donde mora el Jivatma  radiante,  a  quién  se designa también como Yoti (la Llama de Amor)  dado  que así también se lo visualiza. Esto aclara algunas expresiones  que  hallamos en los grandes Iniciados, como Teresa de Avila y Juan de  la Cruz. La experiencia iniciática central es el contacto (o  Yuj en sánscrito)  de nuestra conciencia humana  individual  con  la Conciencia  Universal o Fuente de Dicha Infinita entronizada en nuestro  corazón. Este contacto (Yuj) es el verdadero y esencial objetivo  del  verdadero  Yoga, cuyo nombre de ahí deriva  y  su efecto inmediato es el alcance de la más elevada e inefable Dicha Divina  (Ananda). Lo  anterior  aclara al segundo aforismo hindú al que  me refería antes,  el  cual  expresa: “Deseosos los dioses  de esconder  la Verdad  y la Felicidad Suprema donde el hombre no pudiera encontrarlas, las escondieron finalmente en el mismo corazón de este”. Digamos de paso que esto aclara a frases de Jesucristo que no son comprendidas en absoluto en medios religiosos, tales como “Yo  os digo:dioses  sois”  y “El Reino de los Cielos está en vosotros”. Podríamos  ir  mucho más lejos en esta dirección pero el  querer ceñirnos al tema nos lo impide. En un futuro trabajo me referiré por ejemplo a la noción del “grano de mostaza” que figura en  los Evangelios  y que es símbolo inabordable directamente (la misma  Santa  Teresa  de Avila lo confiesa) salvo para quien conoce a los  Upanishads hindúes.

 

Esta presencia divina en nuestro corazón es la realidad metafísica simbolizada en el Santo Grial y enseñada en todos los santuarios Iniciaticos  como  verdad fundamental  de  la Tradición Primordial.  A tal punto esto es importante que podemos calificar de fragmentaria y espuria a una corriente espiritual que pase por alto  este hecho absolutamente esencial. De esto hablan los Iniciados por doquier, revistiendolo con el ropaje de los  conceptos propios de Oriente y de Occidente, del cristianismo, del hinduísmo, del islamismo y de otras cien corrientes tradicionales.

 

Los Maestros hindúes expresan en forma taxativa que cada ser  humano  tiene  el deber y la obligación de adorar cada día  a  la Presencia  Divina  en su corazón, pues esta Presencia es  lo  más sagrado  de nuestro ser y la dadora de nuestra vida.  Somos pues todos portadores del Santo Grial y ahora ya sabemos donde buscarlo por medio de nuestras disciplinas espirituales. Y para completar este paralelismo asombroso con las enseñanzas hindúes  recordaré  que la tradición occidental del Grial menciona que el Santo Cáliz fue  entregado por Jesucristo mismo resucitado a José  de Arimatea.  Pero  antes  Jesús escribió en el  cáliz  una Palabra Secreta  que solo pueden conocer el Maestro y el discípulo.  Aquí el paralelo con la tradición hindú es asombroso pues esa palabra  secreta  no es otra cosa que el Ekakshara. Este Ekakshara  es  un mantra  secretísimo  que el Maestro comunica de boca  a  oído  al discípulo  calificado y cuya repetición facilitará y  acelerará grandemente la toma de contacto con la Fuente de Dicha infinita o sea la Divinidad en nuestro corazón.    Como símbolo  el Grial ha caído lamentablemente  en  desuso dentro del cristianismo y, por razones que no escaparán, incluso fué tildado de herejía en su momento. Se lo ha reemplazado por otro que todos  conocemos pero que pocos comprenden en profundidad  y cuyo significado metafísico es exactamente el mismo del Santo Grial.   Este nuevo símbolo es el Sagrado Corazón de Jesús, cuya representación usual tenemos todos bien presente. Veamos brevemente el porque de  esta identidad de símbolos. Si analizamos esta representación nos daremos cuenta de que en ella Jesucristo exhibe su  corazón  radiante del cual surge una llama, el Yoti. El nos está  enseñando el Secreto del Santo Grial, la Llama de Amor, la Presencia Divina en nosotros. Pero hay quienes que no desean que esto se divulgue. Si sabemos que Dios está en nosotros ya no necesitaremos intermediarios y vicedioses… Este otro símbolo iniciático es confundido a nivel exotérico dentro  de  la Iglesia actual con una simple devoción. Ni por un momento  se repara en su alcance incomparablemente más elevado. Incluso no  se  vacila  en  calificar de heterodoxo a quien señale  su  real significado, cosa que ocurrió precisamente con René Guénon cuando se puso fin a su colaboración con la revista católica “Regnabit”. No nos cabe duda de que su espiritualidad y su talento ofendían a un medio tan limitado. En  suma  y conclusión resulta lo que ya sabemos o  sea que los fanáticos  religiosos  han  sido desde siempre  la variedad más abominable de los enanos mentales. Pero sería inexacto pensar que la   incomprensión  reina  solamente  en el ámbito religioso.      Autores  entre  ocultistas y místicos como Arthur Waite  y  John Matthews han dedicado al Grial libros que ponen en evidencia que no han comprendido ni una palabra de los aspectos más elevados e importantes de este asunto.

Históricamente la noción del Grial aparece en Europa como parte de  la transmisión del conocimiento metafísico de los druidas al cristianismo.  Al respecto las pruebas y documentos no escasean  pero en rigor nociones en todo análogas aparecen en otras  tradiciones  con  muchos  siglos de anterioridad a  la aparición  del cristianismo. Es que la Tradición Primordial reaparece con contenidos idénticos y diferentes ropajes de acuerdo a las condiciones de  lugar, tiempo  y circunstancia. Muchos  se  sorprenderán  al reencontrar el motivo del Grial en otras tradiciones y contextos.  En  el valioso libro de Michelet hallarán un resumen  de  estas donde se menciona el Vaso de Vulcano, el Amrita hindú y el  vaso milagroso  de los bretones llamado Azewladour. Todos estos  vasos conferían las supremas sabiduría y felicidad, curaban las heridas y  resucitaban a los muertos. Hasta el cine ha recogido  no  hace mucho el tema del Grial. Pero sería del todo insensato pensar que  debemos ir muy lejos como hacían los Caballeros para encontrarlo.  El Grial está realmente muy cerca nuestro…   Para  concluir,  que esta presencia de Dios en  el  corazón  de todos  nos  recuerde cada día que Dios nos tiene a  todos  en  el suyo.

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Blogmaster dice:

    Sabiais que el SANTO GRIAL está en Valencia? Yo tambien me quede sorprendido e investigue sobre el tema…

    http://manantial.wordpress.com/2007/11/22/en-busca-del-santo-grial-en-valencia/

  2. Malena dice:

    alude a la ley de atracción de imágenes

  3. jacqueline luz vazquez dice:

    Me encanto el articulo y gracias,ese mantra ayuda en serio ?
    Me han pasado algunas cosas, un poquito inexplicables y la verdad que me he puesto a investigar un poco estos temas. Siempre he creído mucho en Dios y en la Virgen, pero hace un tiempo, me sucedió algo bastante feo, y he buscado e investigado buscando soluciones, como por ejemplo, no absorber energías negativas, o quizàs espíritus negativos. No sé, larguísimo de contar,y bueno, gracias por el artículo, me pareció muy interesante.

  4. jacqueline luz vazquez dice:

    Lindísimos los artículos, me parecieron interesantes,quizás para aprender, y cambiar de puntos de vista o maneras de pensar. Desde siempre el Hombre ha creído en algo superior, a veces le ha llamado dios, o un gran creador, un gran ingeniero. Creo que es así, quizás un gran ingeniero del universo, y ríos de tinta, hay escritos, sobre las maneras de pensar de los pueblos y las distintas culturas. Mística, quizás o la relación de Hombre y la Naturaleza de la cual es parte. Dónde está ese ingeniero?, y bueno, esa es la interrogante, quizás es cierto, que está omnipresente y es omnisapiente. Pero, lo que más me llama la atención, la ambición desmedida de los Hombres de llegar a buscar, aquellas cosas que puedan hacerlos crecer, dominar a otros, de cualquier manera, quizás buscar tener poder, que hacer destruír y no respetar las creencias de otras personas. Distintos caminos, pero todos, conducen a la búsqueda del Hombre hacia el contacto con algo más superior. Me encantó sus artículos. Gracias por generosidad de compartir sus ideas y creencias.

  5. maria dice:

    son una orden???? buskan al santo grial???…..tal vez como muchos, le puedo decir que se alegren porque dentro de poko el los encontrara a vosotros.

  6. maria dice:

    la fotografia de icono es ese flor…………… como se llama? la flor de la vida??’

  7. […] ambas corrientes, están los que simplemente creen que existe un vaso que fue besado por los labios de Cristo, y en […]

  8. […] ambas corrientes, están los que simplemente creen que existe un vaso que fue besado por los labios de Cristo, y en […]

    • Horacio dice:

      estimo que Jesus dijo que somos dioses porque el hombre es la creacion superior de los tres reinos de la tierra,mineral,vegetal y animal y siendo animal pensante tenemos capacidad de raciocinio.Usemos el poder de nuestra mente y apareceran los fantasticos resultados.Es por ello que H.Trismegistro recomendo al humano>Conocete a ti mismo.Y esto desde tiempos inmemoriales lo vienen repitiendo las mentes superiors.HHCV

  9. […] significado iniciático, como símbolo de una Verdad Superior que todos debemos buscar. Entre ambas corrientes, están los que simplemente creen que existe un vaso que fue besado por los labios de Cristo, y en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s