La medicina vibracional

Publicado: diciembre 9, 2006 de alcion en La Salud y el Espíritu

mediciana-vibracional.jpg ¿Qué es energía? Del griego: “energeia”: fuerza en acción y de “ergon”: obra; o sea, aquello que actúa, que produce efectos. Este concepto se extiende a las energías externas, físicas y a las humanas internas y a toda la naturaleza.
“En realidad, la materia no existe”, dijo Max Planck, todo es energía en distintos grados de vibración.
Según Einstein la materia es energía en estado de condensación y la energía es materia en estado radiante. Una se puede transformar en la otra. Algunos estados de la materia/energía se pueden ver a simple vista: sólido, líquido y gaseoso. Pero ya no los más sutiles como el electromagnético o radiante y el plásmico (el cual se halla a temperaturas mayores a cien millones de °C).
Podemos desarrollar la visión sutil con la vista periférica y la visión de energías sutiles pero más cercanas al campo físico, las cuales se pueden observar con los ojos físicos. Para esto debemos aflojar la mirada y concentrarnos, por ejemplo, en la punta de los dedos, empezar a jugar y así observar las prolongaciones del cuerpo etérico (cuerpo que le sigue al físico).
El Ser Humano está compuesto de varios cuerpos que son energía en diferente grado de condensación/radiancia.
Según los videntes de todas las épocas y los estudios de las antiguas civilizaciones encontramos varios cuerpos que se interpenetran unos con otros interactuando. No puede suceder algo en uno de los cuerpos que no se manifieste en los restantes. Esta es la base de la Medicina Vibracional.
Debemos ver este conjunto de cuerpos como un ecosistema, todo tiene que ver con todo, haciendo de la persona un conjunto y no simplemente un dolor de cabeza o un riñón con litiasis o un brazo roto.
Este ecosistema tiene que ver con el ecosistema mayor que es el resto del universo: el Ser Humano como el microuniverso y el resto como el macrouniverso, interactuando ambos.
Si comprendemos esto podremos darnos cuenta de que todos estamos unidos y cualquier cosa que afecte a uno afectará al resto de la Humanidad, del Planeta y del Universo, tanto desde el punto de vista físico como en el emocional, mental y espiritual, ya que todo es energía (lo que ya fue comprobado por la Física Cuántica).

El principio de resonancia

La resonancia es un fenómeno que podemos explicar fácilmente mediante el ejemplo de la música: cuando hacemos sonar un diapasón, las cuerdas de la misma nota vibrarán por simpatía sintonizadas con el diapasón. Transmisor y receptor vibran al unísono (sintonía).
Vemos que la Medicina Vibracional se basa específicamente en este principio. El Terapeuta utiliza frecuencias específicas para poner al Ser Humano (como un todo: cuerpos físicos y sutiles), en sintonía con la salud.
Esto no es algo nuevo, ya que todos usamos la vibración para obtener o suprimir determinado estado. Por ejemplo, cuando estamos cansados nos desperezamos con una exclamación, lo mismo al bostezar o suspirar, cuando algo nos duele, gritamos o nos quejamos, al estar tristes lloramos y cuando alegres, reímos. Son todas formas de sintonizarnos con determinada frecuencia. El sonido nos ayuda a restaurar el equilibrio del Ser. La resonancia la encontramos también en los patrones de energía que emiten los demás remedios vibracionales: florales, elixires de gemas, gemas, homeopatía, colores, etc.. Por lo tanto tenemos que tener en cuenta que sea cual sea el camino elegido para la curación, debemos ponernos en sintonía con lo que producirá la salud. El primer paso para esto es sintonizarnos con el deseo de curarnos. Esto parecería indiscutible, pero hemos encontrado que mucha gente se resiste a abandonar su enfermedad. ¿Por qué alguien querría seguir enfermo? Sencillamente porque algún partido está sacando de su enfermedad. Estos beneficios se pueden traducir como mayor atención, afecto, manipulación, poder; aunque haya que pagar el alto precio del deterioro.Esto amerita un profundo estudio de las carencias y los miedos del Ser Humano, quien , para tapar “agujeros”, usa la enfermedad para llenar dichas carencias en detrimento de su salud.
También hemos observado en nuestros pacientes que al incrementar la energía de su cuerpo, la enfermedad comienza a ceder, sea cual sea el diagnóstico. Esto lo ha experimentado Aleck McInnes, con su remedio “Triunfo de las Flores”.
Por lo tanto, encontramos una simultaneidad de necesidades en el tratamiento: sacar a la persona del dolor, aliviar el síntoma, comprender cuál es el conflicto que lo ocasionó, vías para resolverlo, devolverle la autoconfianza para que no tenga necesidad de manipular a otros e incrementar la energía para que con los niveles de ésta bien altos, se pueda ir combatiendo la enfermedad (esto se llama resistencia del anfitrión: incremento de la inmunidad del organismo). Para que todo esto sea más sencillo de manejar, es que también enseñamos una correcta respiración, que es la base de la Vida y la forma de hacer un correcto presupuesto de la energía para vivir saludablemente.

La fijación es como hilos de fuerza que atrapan nuestro ser a la Tierra en que vivimos. Cuando nos trasladamos a otro país, éstos se trasladan a cada lugar a donde vamos. Ponemos nuestra fijación (o sea nuestra relevancia en objetos, personas, situaciones, etc.) según nuestros sentimientos, trabajo, pensamientos, programas, etc. Por ejemplo: si somos literatos es muy posible que al entrar a una casa lo primero que hagamos sea mirar la biblioteca, pero si conmigo entró un arquitecto, seguramente a él le llamará la atención el diseño del lugar. A medida que vamos cambiando, los hilos van cambiando. Es de esta manera que podemos cambiar nuestra vida, quitando la fijación de un lado y poniéndola en otro. Alimentamos en nosotros lo que es nuestra fijación: si nuestra fijación está en las flores, nos alimentaremos de la energía de las flores. Por lo tanto hay que fijarse en lo que nos da buena energía. La fijación es “contagiosa”, a veces nos contagiamos de la fijación de la gente que nos rodea, por eso hay que ver de quién uno se rodea. Ayudamos a cambiar la fijación por medio de la música, la ropa, colores, pensamientos, bailar, imágenes, etc..
Según dónde esté nuestra fijación será con lo que estemos resonando.

Patricia Laura Sobrado, libro “Alineamiento Vertebral Tibetano”

 

 

About these ads
comentarios
  1. Estimados Señores:
    He visto que han puesto en su web dos artículos de mi autoría. No hay problema ya que colocaron mi nombre, pero solicito le coloquen no sólo mi nombre sino la fuente: “Alineamiento Vertebral Tibetano” el cual es el libro de mi autoría y tiene derechos reservados. Y también mis webs:
    http://www.galeon.hispavista.com/naturopatia
    http://www.galeon.hispavista.com/columnayespalda
    Muchas gracias por su comprensión. Un saludo cordial,
    Patricia Laura Sobrado
    Naturópata – Master en Yoga

  2. Estimada Patricia:
    ya hemos añadido el título del libro al que se refiere y donde está editado
    el artículo “La medicina vibracional”, que hemos publicado en nuestro
    Portal. Sin embargo, queremos aclararle que de donde tomamos este texto no
    se hacía referencia a dicha fuente. Por lo tanto, no ha sido nuestra
    intención excluir la mención de la fuente que tiene los derechos reservados,
    por supuesto. De todos modos,para solucionar el malentendido ya hemos hecho
    la rectificación pertinente, lo cual puede usted comprobar entrando nuestro
    Portal.

    Saludos.

    J.A.A.
    El equipo de Mística.

  3. daniel dice:

    Señora Patricia:

    Primero pido perdon y permiso a usted para decirle y recordarle que los Sanadores como usted son los humanos que debieran tener vibraciones de amor, tolerancia y entendimiento para que sus pacientes se equlibren y si lo hace gratis serian muchos puntos blancos para usted, Doc no se moleste por su web, la madre tierra necesita mas vibraciones de amor para ascender.

    en amor y paz

    • Patricia dice:

      Sí, Daniel, de acuerdo con usted, ojalá pudiéramos hacer TODO gratis. Es una lástima que tenga que pagar la casa, la luz, la comida, la ropa, etc etc… si no fuera así, para qué quiero dinero? Pero el tema acá es otro, no es cuestión de dinero… es mi trabajo lo que se publicó y prefiero que se sepa quién lo hizo, ya que hay de todo por la red y siempre es mejor tener el referente de autoría… ya le digo, bien o mal, es mi trabajo y estudio de años.
      Igual, mucho hago gratis, todo lo que se puede.
      Un saludo en la LUZ.
      Patricia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s